¿Una fiesta con final feliz?

Siempre me han tachado de muy atrevida y poca convencional. Y sin duda lo soy. Me llamo Loli y soy pintora. Suelo pintar desnudos, es lo que más me gusta y lo que mejor se me da. Vivo en un loft en una zona industrial y este fin de semana he decidido contratar una fiesta tapersex

 

Tengo que confesar que a mí, me gustan las chicas y estoy perdidamente enamorada de Alba. Es la amiga de la novia de mi hermano. Me la he cruzado en algunas cenas. Siempre me pasa lo mismo cuando estoy a su lado, me tiemblan las piernas, se me seca la garganta y siento mariposas en la barriga. Estoy enamorada, no hay duda. Pero ni mi hermano ni su novia Ruth me pueden dar pistas sobre su orientación sexual.

 

Así que sábado he invitado a unos pocos amigos, mi hermano con Ruth y Alba.

En ese tipo de fiesta  tapersex es mucho más fácil hablar de sexo. Hay una cierta libertad y puedes decir con naturalidad lo que te gusta y lo que no. No lo tengo claro con Alba, espero que sea de las mías porque si no no tendré nada que hacer, será imposible conquistarla. Que ganas tengo de que sea ya mi fiesta tapersex. A ver si la suerte me acompaña…

 

 

Un trabajo peculiar

Me llamo Inés y tengo casi 18 años. Mi tía Sonia es asesora tupper sex y me encanta su trabajo tapper sex. Es la hermana pequeña de mi padre y nos llevamos pocos años, ella tiene 26 años, mis abuelos tuvieron a mi tia ya bastante mayores…

 

Me apasiona lo que hace, cuando me cuenta su reunión tupper sex, yo sé que quiero dedicarme, en parte, a eso. Una asesora tapper sex tiene mucho de consejera, de terapeuta. Además es divertido, puedes conocer a muchas personas, muy diferentes. Eres libre de organizar tu tiempo de trabajo tuper sex como mejor te venga. Mi tía me dice siempre que es como un hobby más que trabajo. Pero con la peculiaridad que con un trabajo tuper sex ganas muy bien tu vida. Toda la familia vivimos en la Comunidad Valenciana y mi tía con sus reuniones tupersex se recorre los pueblos y las ciudades más bonitas de esta región.

 

A mí me encanta su trabajo taper sex aunque mis padres están algo reacios a esta opción. Hablar de sexo en mi casa es y fue siempre tabú. Pero como ven a mi ti tan a gusto con su trabajo y reuniones tappersex que creo que acabarán aprobando mi elección.

 

 

 

Mi vecina de enfrente

No sé como empezó nuestra amistad, seguramente con un “buenos días” en el ascensor o un “préstame un poco de sal por favor, que me he olvidado comprar y lo necesito”.  Yo acababa de mudarme de mi pueblo y ella casi con mi misma edad, y ya dueña de su piso, de su coche, de su vida… Y así, poco a poco, Marlen me dejó entrar en su vida. Me deslumbró enseguida con su desparpajo y su humanidad siempre a flor de piel. Yo soy más bien tímida y discretilla… Y sobre todo, tiene un trabajo que me encanta, es asesora taper sex.

 

Al principio, no sabía lo que era eso de asesora taper sex, no lo había escuchado en mi vida. No sabía que podían existir trabajos así. Marlen me lo explicó todo y tengo que admitir que me fascina. Ella, entrando en las casas de la gente con su maleta repleta de juguetes, accesorios y explicando cómo despertar o mantener el apetito sexual. Siempre que Marlen vuelve de sus reuniones, le pido que me cuente como le fue.

 

Yo tengo claro que no serviría para ser como ella asesora taper sex, soy demasiado reservada. Y no es que no me gustaría, al contrario. 

 

 

 

Tupersex en pareja

El tupper sex y las reuniones tuper sex en general no es únicamente para un grupo de amigas que va a aprender algo de los nuevos productos tapper sex que hay en el mercado, que también.

 

Pero hoy os voy a hablar de una parte del  tuper sex que no es muy conocida, y es la de hacer reuniones taper sex en pareja. Lo que es muy bueno para la vida en común a la par de divertido para ambos. Lo más común dentro de una reunión tapersex es hacerla en un grupo de amigos, o no, donde todo sean parejas. Para que todas las personas sean iguales a ojo de la asesora tupersex y entre ellos mismos.

 

Prácticamente siempre una reunión tupersex en parejas conlleva unos muy buenos resultados en el día de mañana, y en el de hoy mismo, porque aunque la gente crea que conoce bien a su pareja, lo que le gusta y lo que no, después de una reunión tappersex pueden haber cambiado un poco las cosas para bien, al ver que hay cosas que todavía no se han probado y que pueden traer muy buenos resultados. Cada asesora tappersex con la que he hablado siempre me han dicho que recomiendan a todas las parejas hacer una reunión tupper sex de vez en cuando.

 

 

 

Pensé que esto acabaría

Con todo lo que hemos vivido con el COVID-19, toda la cantidad de despidos temporales que se han visto y como iba quedando la sociedad poco a poco, pensaba que yo iba a ser una asesora tupper sex de las desafortunadas y que tendría que dejar de hacer reuniones tupper sex, y por consiguiente, dejar de ser asesora tapper sex. Cosa que me mataría por completo porque a mí me encanta mi trabajo tupper sex como asesora tuper sex haciendo reuniones tapper sex y estoy segura de no poder ser más feliz en mi vida laboral que con mi trabajo tapper sex.

 

Os podría contar la manera en la que empecé a ser asesora taper sex porque es un recuerdo que guardo con mucho cariño y con un toque romántico. Pero no un toque romántico hacia un hombre ni una mujer, sino a una profesión, la de asesora tuppersex. Pero no lo voy a hacer, porque en este sentido me gusta ser un poco egoísta guardándome algunas cosas exclusivamente para mí y mis recuerdos, ya que así no se verán adulterados por ningún comentario de nadie ni por mí misma al intentar contarlo.

 

Solo puedo deciros que la decisión de hacerme asesora tapersex ha sido sin duda, la mejor de mi vida.

 

 

 

Busco a aquella asesora tuppersex

Hace ya algún tiempo estaba en casa con mis amigos de siempre y nos pusimos a hablar de la vida y de cómo podemos arreglar el mundo, como hacemos siempre. Al final no arreglamos el mundo, pero por lo menos nos echamos unas buenas risas, como siempre también. Pero aquella reunión de amigos fue diferente al resto, y lo fue porque aquel día a uno de nosotros, que no fui yo, se le ocurrió la gran idea de algún día ir a una reunión tuppersex.

 

Yo sabía que aquella conversación no iba a terminar en nada, y como realmente me pareció buena idea y yo quería ir a una reunión tuppersex decidí en ese mismo momento entrar en una web buscando alguna asesora tuppersex que nos pudiera hacer una reunión tuppersex. Le dije que todos nosotros éramos heterosexuales y no necesitó ningún dato más para planificar su reunión tuppersex.

 

Pocos días más tardes estábamos en el plan de siempre, en el mismo sitio de siempre y con la misma música de fondo que siempre. Pero pasó algo distinto, y es que en medio de una de nuestras conversaciones filosóficas sonó la puerta para destruir aquel momento, y menos mal, porque se estaban poniendo demasiado tremendistas para mí. Aquella persona que tocó la puerta fue la asesora tuppersex.

 

La reunión me encantó, y ahora ando loco buscando a aquella asesora tuppersex para que nos haga otra reunión tuppersex otro día, pero no le encuentro.

 

 

 

Encontré gel hidroalcohólico 500 ml

Llevo bastantes semanas buscando gel hidroalcohólico 500 ml y no había manera de encontrarlo, ni por las farmacias, ni supermercados, ni internet ni nada, pero por fin lo encontré y he podido pedir mi bote.

 

La verdad es que con la situación que vive España es bastante lógico que se haya agotado todo lo relacionado con este gel, pero como un humano más que soy, pienso en mí y en mis seres queridos cercanos, y es por eso que andaba loco buscando gel hidroalcohólico 500 ml, porque si por lo que sea tenemos que salir a cualquier lado, queremos en casa estar lo más protegidos que se pueda, y si dicho gel nos ayuda, obviamente queremos tener.

 

Y además al mejor precio, porque un gel hidroalcohólico 500 ml sale mucho mejor que cualquier gel de este tipo de menos cantidad en el bote, y es por eso que buscaba este en concreto.

 

Ahora ya lo tengo encargado, y aunque sé que tardará más de la cuenta, al final llegará y estamos tranquilos por ese lado. También estamos convencidos de que esto terminará mucho antes de lo que nos demos cuenta, pero mientras tanto, con nuestro gel en casa. Por si las moscas.

 

 

Me han llegado los guantes

Cuando ya había perdido toda esperanza para que me llegaran los guantes desechables que pedí por internet, llegaron. La verdad es que yo los daba por perdidos, que en un tiempo me llegaría la devolución del dinero diciendo que no ha sido posible hacerme llegar el pedido, y por supuesto sería por falta de producción. Porque claro, hoy en día se necesitan tantos guantes desechables en tantísimos sitios que es prácticamente imposible producir los suficientes como para cubrirlo todo.

 

Pero la verdad es que parece que poco a poco la cosa se está reduciendo y que ahora es posible comprar cosas que hace un mes era bastante imposible por la situación y por el pánico generalizado que se causó. Ahora, tras bastantes días en esta situación, parece que la cosa se calma un poco y que se ve la luz de la vuelta a la normalidad, aunque sea poco a poco y con mucho cuidado.

 

Y la realidad es que en algún día habrá que volver a hacer lo que hacíamos antes, aunque sea con cuidado, protección, guantes desechables, geles hidroalcohólicos, muchísimos lavados de manos, respetar la distancia mínima entre personas, y todo lo que haga falta para que no volvamos atrás.

 

Tengo las máquinas a tope

Para nosotros ha sido imposible cerrar nuestras fábricas porque nos dedicamos a producir guantes desechables, y claro, tal y como está la vida hoy en día se necesitan muchísimos más de los que se necesitaban habitualmente, y eso es lo que nos dice que tenemos que hacer muchos más de los que normalmente hacíamos, claro.

 

La verdad es que han habido momentos de mucho estrés porque claro, la producción de guantes desechables no podía parar, pero tampoco era la mejor opción seguir trabajando como si nada por el tema de la salud de mis trabajadores, así que tuvo que venir un grupo de sanidad para ver las condiciones de trabajo y si podíamos seguir produciendo con el menor riesgo posible. Eso lo hicieron bastante rápido, porque si nosotros dejábamos de producir, los primeros que se quedaban sin recursos en lo relacionado a los guantes desechables eran los hospitales, cosa que no podía permitirse bajo ningún concepto. A las horas de la visita del grupo de sanidad nos dijeron las medidas que había que tomar y continuamos con el trabajo.

 

Y por suerte, todos los trabajadores, con horarios distintos y demás, pero todos, y eso es una gran suerte para todos los integrantes de la empresa.

 

Qué suerte haber encontrado sin más el bote de gel hidroalcohólico 1 litro.

 

He encontrado gel hidroalcohólico 1 litro

Ahora mismo me siento rico, porque limpiando por mi casa he encontrado un bote de gel hidroalcohólico 1 litro, y eso hoy en día es ser una persona muy afortunada, porque la realidad es que si buscas algo así por las tiendas y farmacias lo que te vas a encontrar es un: “Están agotados”.

 

La verdad es que a mí ya no me quedaba y me viene muy bien, y no sé porqué, pero siento una alegría muy grande, porque pensaba que ya no iba a encontrar en ningún sitio y estaría desprotegido.

 

Yo solo me leo y me parece que hablo como en una película de acción y drama, pero a mí me parece que la situación que vivimos día a día es un poco así. Quizá no tanto porque las películas duran dos horas y necesitan mucha tela para que enganche al público. Pero si todos estos días lo reduciéramos a una película de dos horas, sería hasta premiada.

 

Haber encontrado un gel hidroalcohólico 1 litro por mi casa es increíble, es como si en condiciones normales te encontraras un billete bueno y de los grandes quizá entre los cojines de tu sofá, donde ha estado siempre y tú, encima.

 

Qué suerte haber encontrado sin más el bote de gel hidroalcohólico 1 litro.